Drink Around Latinoamericano

La instancia se convirtió en una oportunidad para estrechar lazos; conocer en detalle qué roles está desempeñando cada una de ellas en sus respectivos países y, al mismo tiempo, intercambiar experiencias y opiniones acerca de las desvastadoras consecuencias que está teniendo la pandemia en todo el planeta.

La presidenta de IWF Chile, Drina Rendic, dio inicio a este Drink Around Latinoamericano y explicó que éste primer encuentro forma parte de un ciclo de cuatro instancias similares, a través de las cuales se seguirá invitando a socias de distintos países de América Latina.

A esta primera reunión, cuya conversación fue facilitada por la socia y periodista chilena Patricia Silva, asistieron vía zoom: Silvia Fesquet y Graciela Martini, de IWF Argentina; Patricia Estrada y Virginia Schneidewind, de IWF Ecuador, y Denisse de Arias, de IWF Panamá.

Por parte de Chile, se hicieron presentes: Drina Rendic como presidenta de IWF Chile, Patricia Silva como facilitadora de la conversación, y Denise Ratinoff, Varsovia Valenzuela, Mercedes Ducci y Lydia Bendersky.

Las participantes no solo destacaron los avances que ha tenido el proceso de vacunación en sus respectivos países, como un hito positivo, sino también la compleja gestión que están desarrollando sus autoridades y el impacto que ha tenido la pandemia en las mujeres que están desempeñando una gran diversidad de roles a nivel familiar y laboral que, en muchos casos, aumenta ostensiblemente el quehacer cotidiano de cada una de ellas.

Según las experiencias compartidas en esta conversación, franca y enriquecedora, Ecuador vivió momentos muy críticos al comienzo de la pandemia con imágenes de fallecidos que, en muchos casos, incluso  ocuparon las calles, situación que, en esta segunda fase, se encuentra superada. A su vez, las representantes de Argentina, hicieron un crudo relato acerca de la magnitud que está teniendo la crisis sanitaria de su país y, del manejo imperante sobre la gestión de la misma.

Panamá, en cambio, experimenta una situación más auspiciosa, con una tasa muy moderada de contagios, mientras Chile aún enfrenta altas cifras de nuevos casos, pese a la adquisición temprana de vacunas y al plan que se desarrolla para inocular a la totalidad de la población.